Libros...

Agencia EFE | Víctor Amela: El amor de pareja nace en Roma con el ‘Ars amandi’ de Ovidio

13/04/14 por Victor Amela

Por Nana de Juan | Barcelona, 13 abr (EFE).-El periodista y escritor Victor Amela sostiene que el concepto de amor de pareja nace en Roma con el “Ars Amandi” del joven poeta Ovidio, “un manual que reivindica el placer de la mujer y rinde culto al orgasmo femenino por primera vez en la historia, hace ahora 2.000 años”.
“Antes del poeta Ovidio, el amor de pareja no existía y el hombre practicaba sus relaciones sexuales solo como engendrador o como violador”, dice Amela en una entrevista con EFE sobre su novela histórica “Amor contra Roma” (Ediciones B).
Para apoyar su teoria, Amela cita una de las frases escritas en el manual del amor de Ovidio, en el año 2 antes de Cristo, en el que se asegura que “el placer solo es completo cuando, a la vez, mujer y hombres, caen vencidos”.
Este “Ars Amandi” se centra en la Roma de la “Paz Augusta”, en la que los ciudadanos tenían que cumplir unas leyes muy estrictas de conducta por orden del emperador César Augusto: matrimonio obligatorio, sanciones por falta de hijos y criminalización del adulterio.
En contra de estas normas, aparece Publio Ovidio Nasón y su revolución sexual, lo que significa un peligro para el poder del emperador, ya que su propia hija, Julia, se erige en icono de los jóvenes de vida festiva y sensual y en supuesta amante de Ovidio.
El poder de Ovidio y el ánimo represor de Augusto complica la situación hasta tal punto que el emperador se verá obligado a desterrar a su hija Julia a la isla de Pandotaria, a su nieta Julilla a la isla Tremerius, y a exiliar al propio Ovidio, bajo confusas acusaciones.
“Frente a esta situación, aparece un poeta que arrasa con sus palabras y su revolución sexual y que amenaza el poder de Augusto, algo que el emperador no está dispuesto a consentir”, subraya el escritor, para quien en su novela “hay una lucha constante del poder contra la palabra”.
Así, en palabras de Augusto, “las mujeres que antes ponían sus úteros al servicio de Roma, ahora se desquician por el hechizo del “Ars Amandi”: ¡pronto Roma será ingobernable!”
En contraposición, Ovidio responde: “Mira, íbero, qué despropósito: Augusto logra la paz para Roma y la prosperidad y, cuando queremos disfrutarlas…¡nos castiga!. ¿para qué tanta paz? ¿Para matarnos de tedio?”.
Junto a los hechos históricos reales de la Roma de Augusto, Amela introduce un personaje de ficción, Urgídar, un joven íbero que permanece en Roma de los 18 a los 48 años, tras haber presenciado la eclosión de las nuevas relaciones sexuales de la sociedad romana, que derivarán en conjuras filosóficas, mágicas y políticas.
El periodista y escritor Víctor Amela (Barcelona, 1960), con raíces en Forcall por parte de su abuelo paterno, al pie de un yacimiento íbero-romano, confiesa que su pasión por la historia de Roma procede tanto de sus ancestros como de la serie televisiva “Yo Claudio”, basada en novelas de Robert Graves. EFE

20140413-131652.jpg

Deja tu mensaje

Avísame si hay comentarios. Sin comentar, pero me subscribo aquí

Back to top