La Contra...

La Contra | Jordi Romañach, periodista: ‘¡No haga en la vida digital lo que no haría en la presencial!’

26/02/13 por Victor Amela

Tengo 47 años. Nací en Barcelona y vivo en Tiana. Soy periodista, especialista en comunicación. Estoy casado y tengo un hijo, Nil (12). ¿Política? Preocupado por la justicia social. Soy creyente católico. Cada día estamos más conectados y, a la vez, más solos y deprimidos.

¿Abusamos del consumo digital?
Conviene una voz de alarma.

¿Qué le alarma?
En las aulas españolas, el 65% de los niños de entre 8 y 12 años tiene teléfono móvil. ¡Hace poco ni nos planteábamos que un niño tuviese móvil!

¿Y en Europa?
Sucede entre los 12 y 15 años, edad recomendada para entrar en la vida digital.

Veo niños de cinco años con un iPad…
Aprenden a teclear su nombre antes que a escribirlo: ¡hay quien advierte que la escritura manual desaparecerá!

Lo digital no parece estar en crisis, desde luego…
Pese a la crisis, nos volcamos acríticamente en el consumo digital de alta gama, cuotas de conexión caras…

¡Estar conectado… o no existir!
Para exhibir la intimidad: este exhibicionismo… ¡me sorprende! Es un ansia que deja huella: la huella digital: todo lo que haces en conexión deja rastro… y jamás se borra. Tus gustos e identidad quedan registrados, estás fichado. ¡Hay quien dice que Google se inventó para ahorrarle trabajo a la CIA!

¿Con qué consecuencias?
“Algún día muchos jóvenes se arrepentirán de lo que han colgado”: esto lo ha dicho… ¡el presidente de Google! Así que… prevengamos a nuestros hijos, instruyámosles.

¿Cómo instruye usted al suyo?
Le advierto de que un día buscará trabajo… y podría perjudicarle alguna foto inapropiada o comentario que haya colgado en la red.

¿Cuál es su consejo primordial?
No hagas ni digas ¡nada! en la red que no dirías o harías presencialmente.

¿Qué límites pone a su hijo?
Antes de los 13 años está prohibido tener perfil en Facebook: lo controlo. Y su ordenador no tiene webcam.

¿Tiene móvil?
Sí, porque ahora cumple 13 años… y tampoco quiero que sea un friqui: en su aula sólo dos niños no tienen móvil… Pero no puede cambiar la contraseña, o se lo quitaremos.

Los padres deben estar atentos, ¿no?
Los padres comodones entregan un iPad al chaval en el restaurante, y así tienen una comida tranquila, pero… ¿esto es educar?

Su futuro será digital: así se adiestran.
Y se acostumbran al multitasking: simultanear televisión, Facebook, Twitter… Eso implica conexiones neuronales superficiales, no profundas. Y los neurólogos dicen que la prevención del alzheimer requiere fomentar las conexiones neuronales profundas, requiere la concentración. Y los niños multitasking no entrenan la concentración…

No me asuste.
Estando cada día más conectados y teniendo más “amigos” en la red… ¡cada día estamos más solos y deprimidos! Algo haremos mal… ¿Ha oído hablar del FOMO?

No.
Son las siglas de fear of missing out (miedo a estar perdiéndote algo), síndrome que padecen ya muchos jóvenes cuando no pueden conectarse a la red…

La red ya forma parte de nuestra vida…
Sí, pero seamos críticos: los click-activistas, tan críticos en la red con lo sociopolítico, ¡son muy acríticos con la red!

¿A qué se refiere?
A la inmoralidad de que Apple y Google obtengan beneficios en España… y no tributan por ellos en España. Tributan en Estados Unidos por sus beneficios allí: ¡un 41%! Pero por sus beneficios en Europa -al instalar sus sedes en Irlanda, donde menos se tributa-, Apple tributa un 2%, y Google un 5%. ¿Por qué no criticamos esta práctica?

¿Por qué cree usted?
Porque esas compañías son las nuevas religiones y sus seguidores son creyentes.

Religiones en continua evolución, ¿no?
Sí. Hace sólo seis años no había iPhone. Y en poco tiempo, Facebook es ya el tercer país del mundo, con mil millones de personas empadronadas…

Dicen que irá a menos.
Si no sabe modular la publicidad para que sea rentable sin resultar intrusiva. Y ya hay empresas que cuestionan la utilidad del correo electrónico.

¿En serio?
Volkswagen cuestiona la relación entre conectividad y productividad, y la empresa Atos eliminará los e-mails…

¿Hacia dónde evolucionará lo digital?
El móvil será tarjeta, cartera, llave, teléfono… Se habla del reconocimiento facial en Google… Pero el paso inmediato de la red será ofrecer servicios, como bancos…

¿Qué corrección básica propone?
Ser capaz de desconectar de vez en cuando.

Por ejemplo.
Ten el móvil en silencio en comidas y reuniones. Al llegar a casa, desconéctalo y no lo cargues en el dormitorio. No cuelgues fotos demasiado personales. Actúa como adulto. Regala tu tiempo a tu hijos, no gadgets caros… Y, sobre todo, aprende a vivir.

¿Vivir?
Solemos querer estar siempre en un lugar distinto del que estamos: ¡eso no es vivir! No te refugies en el mundo virtual, recupera amistades y aficiones olvidadas… ¡Vive!

 

 

 

Deja tu mensaje

Avísame si hay comentarios. Sin comentar, pero me subscribo aquí

Back to top