Crítica TV...

TVMANIA | La Vanguardia: 5 de marzo 2011, “El caso de la niña Mari Luz”

07/03/11 por Victor Amela

EL CASO DE LA NIÑA MARI LUZ
El caso de la niña Mari Luz está poniendo el universo televisivo español patas arriba. La televisión le ha cogido gusto al caso de aquella niña abusada y asesinada. Es espantoso y es así: esa niña muerta genera dinero. Y las televisiones comerciales huelen el dinero. La televisión agita el caso para que el interés morboso del personal no decaiga: los programas especiales se multiplican, las recreaciones, las ficciones televisivas, las imágenes del juicio, los reportajes sobre los implicados en la tragedia, el padre, la madre, el abuelo, la esposa del inculpado…
No puedo evitar pensar en los buitres, porque esta sobreabundancia tiene más que ver con el espectáculo malsano que con la información. Es verdad que la televi- sión ha aprovechado el caso para denunciar errores en el sistema policial y judicial ciertamente lamentables, pero la insistencia en este caso es inquietante y me desasosiega. Porque no me engaño: la misión de las televisión es la de entretener, y lo de la denuncia es sólo una coartada. La televisión no busca denunciar: busca telespectadores sobrecogidos, busca atenazar miradas.
En este contexto, la esposa del inculpado ha sido entrevistada por unas reporteras de Ana Rosa Quintana muy insistentes, hasta que la señora ha delatado a su marido como el asesino de la niña Mari Luz, en directo ante las cámaras. Ha sido la perla de un relato construido por la televisión en su propio beneficio, con nuestra aquiescencia. La televisión ha construido este caso desde el día mismo de la desaparición de la niña, hace tres años: ha seguido con las cámaras su búsqueda, el hallazgo del cadáver de la niña, el funeral, el desgarro de la familia, la detención del sospechoso, el juicio… Y seguirá.
Ahora la televisión misma es ya un personaje más del caso, y lo son ya algunos programas, y lo son ya algunos críticos, y lo son unos periodistas contra otros… Cuando en pantalla aparezca algo relacionado con el caso de la niña, deberíamos tener la presencia de ánimo de cambiar de canal.

 

Deja tu mensaje

Avísame si hay comentarios. Sin comentar, pero me subscribo aquí

Back to top