Libros...

Entrevista a Víctor Amela (1ª parte)

28/03/11 por Victor Amela

Reproduzco aquí la entrevista que han publicado en el blog El rincón del taradete. ¡Allá va!

Después de mucho tiempo por fin he podido entrevistar a Víctor Amela. El autor estuvo muy amable, receptivo e implicado en la misma, fue un placer escuchar lo bien que se expresa y lo que piensa. En esta entrevista, en dos partes, descubriremos cosas de La Contra, y se hablará de televisión, libros, y por supuesto de cómics.

Víctor M. Amela nació en 1960. Es desde hace unos años un rostro popular gracias a la tertulia en el programa AruCitys (TV8 en Cataluña) donde diserta sobre programas de televisión y otros temas de la vida que se tercien. Como diría el gran Ferran Monegal “crítica de tele, desde la tele”. No sólo habla de la tele en este medio pues también es crítico televisivo en papel impreso en el diario La Vanguardia. Además ha colaborado en diferentes programas de radio como “La ventana” con Gemma Nierga durante 7 años, actualmente en “Las mañanas de RNE” con Juan Ramón Lucas y en el programa de televisión del canal 33 “L´hora del lector” habla de otra de sus pasiones, los libros. El periodista trabaja en La Vanguardia y desde hace más de 10 años realiza entrevistas en La Contra junto a Luis Amiguet e Ima Sanchis. Estas entrevistas son todo un referente y una de las secciones más leídas del diario. Se han llevado varios premios por “La Contra”. Es especialista en comunicación y ha sido profesor de teoría e historia de la televisión y de comunicación audiovisual en las universidades UAB y URL. Cuenta con su propio blog donde se informa a sus seguidores de sus trabajos y colaboraciones y tiene cabida hasta un peculiar canal de televisión.

ENTREVISTA A VÍCTOR AMELA

-Este pasado Sant Jordi has presentado el magno libro “Antología de citas”. 30.000 citas, frases hechas, refranes, máximas… ¿Como afrontaste esta impresionante recopilación?
Fue en parte un proyecto editorial que cuando me lo propusieron ya estaba bastante avanzado y al que yo me incorporé porque me pareció muy interesante y valioso. Me pareció que yo podía aportar algo. Lo que aporté fueron frases que tenia recopiladas de las muchas entrevistas que he hecho para La Vanguardia en La Contra o anteriores y que a mí me resonaban, me inspiraban, me llamaban la atención. Yo iba coleccionándolas y esas frases más otras clásicas que me inspiran fue las que aporte a la “obra magna”. 30.000 citas, una sola persona esta claro que no podría haberla hecho sino es con muchísimos años. Por lo tanto fui como el coordinador final, el que le dio la unidad final, prologó la obra y la defendí en los medios. Pero no es una obra unipersonal, es una obra de un equipo.

-¿Has pensado que leyendo sólo una cita al día ya tenemos libro para unos ochenta años?
Sí señor. Y si lees dos al día para 40 años (risas). Fui haciendo cálculos y al final me pareció que lo más sensato era leer cuatro al día y en diez años te lo acabas.

-¿Tienes alguna anécdota curiosa o graciosa que te haya pasado en Sant Jordi?
Desde estar firmando al lado de María Jiménez, por ejemplo, que es una mujer muy expansiva muy extrovertida y muy divertida. En vez de firmar con la mano, firma con un tampón que son unos labios rojos, va firmando, bueno sellando libros.

Hasta encontrarme con algún autor literariamente muy valorado pero al que no le viene nadie durante una hora y la situación es un poco violenta. A encontrarme a multitud de gente que me expresan su cariño que me dicen que me leen que me siguen y a los que nunca había visto antes, la verdad es muy agradable tener una conversación tú a tú, abrazarlos, darles besos. A mí eso me encanta y disfruto mucho.

-Hay un librito mucho menos grueso, más manejable y muy interesante donde vas desmenuzando cosas y casos sobre la Televisión. Se titula “La televisió espectacle”. Con el descubrimos situaciones televisivas donde nos han dado gato por liebre entre otras… Háblanos un poco de este libro.
Este libro lo redacté para una asignatura de la Universitat Oberta de Catalunya que se titula “Història Cultural de l’Audiovisual” y en el que pretendí, no se si lo conseguí, creo que en gran medida sí, trazar una panorámica desde la edad de las cavernas hasta hoy acerca del fenómeno de la comunicación humana. Fui realizando la expresión plástica desde la pintura prehistórica hasta la transmisión en directo del atentado contra las torres gemelas. Toda esa historia de la comunicación que pasa por los vitrales góticos y por los pergaminos medievales. Disfruté mucho escribiéndola y el último capítulo de la asignatura era justamente una pequeña historia de la televisión y en particular de la televisión entendida como espectáculo, que es, creo yo como hay que analizar el medio y por eso el título de “La televisió espectacle” donde analizo los diversos géneros televisivos y como al final, esa es mi tesis, no hay gran diferencia entre lo que tradicionalmente se ha llamado entretenimiento y lo que llamamos un informativo de televisión. Al final un informativo de televisión también es entretenimiento y de una manera más o menos confesada pretende entretener. Porque si no tuviera esa pretensión de entretener dejaría escapar a la audiencia y la audiencia es la religión, es el mandamiento principal de la televisión. De manera que la televisión es espectáculo fundamentalmente lo quiera ella o no, casi intrínsecamente. Esa es un poco la tesis de fondo de ese libro.

Ahora Victor Amela en colaboración con la mallorquina Roser Amills (escritora, periodista y editora, entre otras) acaban de publicar un muy bonito libro titulado “Paraules d´amor: 101 declaracions apassionades” En el, ese número de artistas de diversos ámbitos hablan del amor en cualquiera de sus vertientes y usando diferentes herramientas como la escritura, la poesía, los dibujos, el collage, fotos…

-Siempre se ha dicho que en este país se lee poco, pero sólo hay que observar las ventas de libros de ese día especial. ¿Serán todos leídos o frente a la televisión no hay nada que hacer?
Como me decía el otro día Bigas Luna, un director de cine que admiro como persona, como pensador y casi como filósofo y esteta, a lo mejor más que como director de cine, que también. Me decía que comprar un libro es quizá el negocio más rentable que puedes hacer en la vida porque por muy poquito dinero, ponle 20 euros, te conviertes en un sabio y te conviertes en un sabio de entrada ante tus propios ojos. Te sientes un poco más importante, un poco más digno, más instruido, llevando un libro debajo del brazo que acabas de comprar por ese irrisorio precio de 20 euros. Solo esa gratificación ya compensa tan sobradamente los 20 euros que es un gran negocio. Si además te lo lees te va a cambiar la vida, o sea te va a hacer una persona un poquito diferente, de manera que es un arma muy poderosa un libro. No sé hasta que punto se seguirá leyendo como se leía, o si se leía antes más que ahora o menos. Esto puedes analizarlo desde muchos puntos de vista. Para resumir diría que probablemente cuando más se ha leído en la historia de la humanidad ha sido en el siglo XX. Sobretodo en la segunda mitad del siglo XX, porque ha sido cuando más alfabetización ha habido, es decir se ha alfabetizado la población de los países del primer mundo y cuando todavía no había irrumpido de manera extendida la red, Internet. Ha habido ahí un lapso, entre mucha alfabetización y poca pantalla, que ha permitido que sea el momento de la historia de la humanidad con más lectores. Yo creo que ahora va haber un descenso. Las pantallas son una competencia poderosa al acto íntimo de leer, que seguirá por siempre, pero constreñido a un grupo de personas limitado. No se si serán cien mil o cien millones pero un grupo acotado que difícilmente creo que vaya a crecer. El que si va a crecer es el grupo de seres humanos que va a tener acceso a mucha información escrita o audiovisual a través de pantalla.
Para leer el resto de la entrevista y la segunda parte, podéis dirigiros al blog de El Rincón del taradete.

Deja tu mensaje

Avísame si hay comentarios. Sin comentar, pero me subscribo aquí

Back to top