La Contra...

La Contra | La Vanguardia: Yolena Alonso “El 80% de los cubanos son artistas”

19/02/11 por Victor Amela

Yolena Alonso, coreógrafa cubana.

Tengo 33 años. Nací en La Habana (Cuba) y vivo en Dusseldorf (Alemania). Soy directora teatral, guionista y coreógrafa. Tengo una hija, Alena. ¿Política? ¡Soy revolucionaria! Hago revoluciones artísticas. ¿Creencias? Creo en mí y creo en todo. Cuba y Estados Unidos se amarán

“El 80% de los cubanos son artistas, diamantes en bruto”

Qué contienen sus primeros recuerdos?

Estoy sola en una habitación de hotel: mis padres me han dejado sola mientras actúan…

¿Dónde actúan?

Mi madre baila y mi padre dirige su propia orquesta, en teatros, auditorios, hoteles, fiestas…

Familia de artistas…

Sí: mi abuelo, papá de mi papá, era Pacho Alonso, ¡el músico cubano más importante de todos los tiempos!

¿Tanto?

Sí, a la par de Benny Moré. Para la orquesta de mi abuelo cantaban Omara Portuondo, Ibrahim Ferrer… Mi abuelo creó el ritmo pilón a instancias de Fidel Castro.

No lo conozco…

Es un ritmo muy popular en Cuba. Castro le rogó: “Los Beatles se oyen demasiado, ¡inventa un ritmo revolucionario que barra al rock de esta isla!”. Ymi abuelo lo inventó, y el rock en Cuba no cuajó, fue barrido.

¿Era su abuelo un revolucionario?

Sí, colaboró con los barbudos. Tras la victoria, mi abuelo se arremangaba e iba a la zafra. Fidel lo anunciaba por radio: “Pacho Alonso acude a la zafra!”. ¡Y cientos de personas le imitaban!

¿Qué más recuerda de su abuelo?

Su funeral: su féretro pasaba por las calles abarrotadas de gente, personas llorando sobre la caja… Yo tenía cinco años…

¿Qué pasó con la música cubana tras la revolución?

Mi abuelo y Benny Moré se quedaron en la isla. Celia Cruz, la Lupe y Olga Guillot se fueron a Estados Unidos. Pero los cinco se quisieron siempre mucho.

¿Su padre heredó el legado?

Sí: Pachito Alonso dirige la orquesta más popular de Cuba, que convoca a 200.000 personas en la recta de La Habana…

Y usted continúa la dinastía…

Yo bailé danza contemporánea hasta los 24 años, pero lo que siempre he querido es convertirme en cubana internacional.

Explíquese.

Hay grandes artistas cubanos fuera de Cuba, pero yo busco alcanzar proyección internacional desde dentro.

Pero está usted fuera.

Salí para completar mi formación… y organizar una compañía de teatro musical: los recursos escasean en Cuba. Pero quiero lograrlo desde Cuba y dar a conocer al mundo nuestro talento, nuestra joven vanguardia.

¿Es el cubano un pueblo de artistas?

En cada esquina hay tocando un músico de conservatorio, y el 80% de la gente es artista. Y todos son diamantes en bruto.

¿Qué quieren los jóvenes en Cuba?

Lo que todos en el mundo: un futuro mejor. Una ambición de mostrarse al mundo.

Pues que les dejen salir libremente…

Yo he podido hacerlo: soy una privilegiada por mi entorno familiar, afecto al régimen. Pero más allá de que muchos ansíen salir por cuestiones personales, yo quiero que desde Cuba tengan todas las posibilidades.

¿Cada cuánto vuelve usted a Cuba?

Cada mes, al menos. ¡Necesito el sol! Necesito la energía de Cuba, su atmósfera, su química, su vibración… Un cubano demasiado tiempo alejado de Cuba… pierde energía y creatividad. ¡No quiero perder esa esencia!

En España hay sol, no se quejará…

Estoy de gira y me doy cuenta de lo bien que me siento en Barcelona: tiene algo muy cubano, el mar… ¡Es como Centro Habana en 3D! Y no es verdad lo que me dijeron…

¿El qué?

Que los catalanes eran fríos, que el público era estirado… ¡Qué va! En mi musical acaban todos de pie y moviendo la cintura…

¿Qué público es el más rígido?

Los chinos: tan contenidos y disciplinados…

¿Y el más cálido?

¡Los cubanos, claro! Y pasión y energía desbordante… Mucha marcha, chicos y chicas jóvenes de todos los colores… La cultura es la vía para proyectarnos al mundo.

¿Cómo imagina Cuba en diez años?

Diferente: Cuba y Estados Unidos se habrán emparejado… y formarán el matrimonio mejor del mundo, ¡el más pasional!

¿Habrá elecciones?

Ya las hay, yo voto.

Pero no puede elegir entre partidos: sólo hay uno.

¡Claro, es socialismo puro! Elijo personas.

¿Cómo se lleva con los artistas del exilio cubano?

Yo me llevo bien con todos. No hay aspereza, han sido las circunstancias… Otra cosa es que algunos estén despotricando siempre de Cuba: es también su modus vivendi…

¿Qué quiere contar con su musical Bésame mucho?

Es el más costoso montado hasta ahora. Muestro la realidad de la calle cubana actual, con tipos humanos muy identificables, y el amor, los celos, el machismo, los galanteos, la religión yoruba… ¡Es lo que se ve en Cuba en cada esquina…! ¡Y quiero darlo a conocer al mundo!

¿Religión yoruba?

Sí, santerías, hechizos… Para amarrar amores… Si quieres conocer Cuba, paséate por el Malecón: citas, música, charlas, borracheras, fiestas, peleas… Yo vivo cerca y no me acuesto sin pasear antes por el Malecón…

¿Qué diría que define al cubano?

El verbo inventar.Lo usamos mucho: estamos siempre inventando. Tenemos pocas cosas, así que tenemos que reciclar, improvisar… ¡Inventar, siempre inventar!

[book id=’1′ /]

Deja tu mensaje

Avísame si hay comentarios. Sin comentar, pero me subscribo aquí

Back to top